Nosotros

Quienes Somos?

GlassBoxer es una empresa joven dedicada al diseño, fabricación e instalación puertas y ventanas.

Nos enfocamos en el trato personalizado y flexible, adecuándonos a distintos escenarios y necesidades de nuestros clientes, para ello elaboramos productos con tecnología de punta y perfiles de línea europea con tecnología Alemana, esto nos permite respaldar altos estándares consiguiendo un producto final de óptima calidad.

Nuestro equipo cuenta con una vasta experiencia en el mercado y orientados a entregar servicios integrales a clientes del sector privado, inmobiliario, clínicas, restoranes y habitacionales.

El compromiso con nuestros clientes es la utilización eficiente y dinámica de nuestros recursos con el fin de cumplir sus expectativas, entregando asesoría técnica y soluciones de vanguardia para todos sus proyectos.

ventanas

Nuestro Compromiso

El compromiso con nuestros clientes es la utilización eficiente y dinámica de nuestros recursos con el fin de cumplir sus expectativas, entregando asesoría técnica y soluciones de vanguardia para todos sus proyectos.

Números que nos respaldan

0 +
Clientes Satisfechos
0
Años de Experiencia
0
proyectos Ejecutados

Las ventanas de PVC son una clase muy generalizada frente a otras diseñadas con materiales más tradicionales y que han sido mucho más utilizados a lo largo de la historia.

Las ventanas de PVC son las más demandadas en casi todos los países de Europa y esto no es por casualidad. Debido a sus excelentes propiedades aislantes y de seguridad, estas ventanas de PVC superan ampliamente a las fabricadas con otros materiales como el aluminio.

Las ventanas de PVC, por tanto, ofrecen niveles de aislamiento térmico y acústico muy elevados, lo que ayuda a mejorar notablemente el confort de nuestra vivienda. El aislamiento térmico, además, supone un importante ahorro en la factura de la calefacción, ya que nos ayuda a mantener el calor en invierno y el frío en verano, permitiéndonos reducir así el uso de los aparatos de climatización, lo que implica también que contaminamos menos. Acompañadas por un buen acristalamiento, las pérdidas de energía que se producen a través de la ventana se pueden reducir hasta en un 70%.

Basta con limpiarlas con un paño mojado y jabón o, para que queden aún mejor, con un producto específico para perfiles de PVC. Esto es una gran ventaja frente a las ventanas de madera, que requieren de un constante y costoso mantenimiento.

Una buena ventana de PVC también constituye una barrera frente al agua, el viento y la contaminación del exterior, impidiendo que estos elementos se cuelen en nuestra vivienda, lo que nos evitará unas consecuencias tan desagradables como pueden ser las alergias, humedades, suciedad…

Asimismo, estos cerramientos mejoran la seguridad de nuestro hogar, ya que los perfiles de PVC que incorporan refuerzo interior de acero galvanizado, son muy resistentes a los golpes. Además, instalando unos herrajes de calidad, estas ventanas resultan muy difíciles de forzar.

Como hemos visto, los factores técnicos son fundamentales, pero sin menoscabo, por supuesto, del diseño. Eligiendo las ventanas de PVC adecuadas contribuiremos a mejorar la estética tanto de la fachada del edificio como del interior de nuestra vivienda. Se pueden adaptar a vanos de innumerables formas y tamaños y además están disponibles en una amplísima variedad de colores: lisos, metalizados, acabados madera.